plantas-cocina-

10 plantas para la cocina

Cuando pensamos en plantas muchas veces imaginamos plantas de ornato, pero existen variedades que también son comestibles. Conoceremos 10 plantas que debes tener en tu hogar y que no deben faltar en tu cocina, tanto si son utilizadas para tus guisos, como si son para adornar.

1. Romero. Ideal para carnes, el romero es una de las plantas que no pueden faltar en tus recetas. Así que si tienes oportunidad de contar con él en un lugar donde haya luz natural, nunca te faltará y lo tendrás a la mano.

2. Albahaca. Una de las plantas aromáticas imprescindibles de la cocina mediterránea, sin duda se trata de la albahaca. Ya se trate de su variedad de hoja mediana o de hoja grande, será ideal disponer de sus hojas frescas en pizzas, en ensaladas, salsas de tomate, pesto, etc., pero también se le conoce por sus propiedades medicinales, para combatir el estrés y dolores de cabeza o para molestias estomacales. Debe tener buena luz y humedad moderada.

3. Espatifilo o lirio de paz. Esta planta de origen americano y también conocida por su nombre científico Spathiphyllum wallisii, es un ejemplar que no puede faltar en tu cocina por el enorme atractivo que ofrece su floración blanca e inmaculada. Si tienes una cocina donde entre bastante luz, seguramente florecerá no una, sino muchas veces. No olvides darle la humedad apropiada.

4. Philodendron imperial. De hojas de color verde profundo con un anverso de tono rojizo oscuro, es una planta que querrás tener en tu cocina. Proviene de Sudamérica, de las zonas tropicales y subtropicales. Se adapta muy bien a interiores con buena luz y no necesita de mayores atenciones, excepto de una humedad adecuada y ocasional fertilizante líquido.

5. Cactus. Los cactus y las suculentas son magníficas opciones para tener en la cocina. Desde el simpático Echinocactus grusonii, también conocido como cactus erizo por su forma redonda, hasta el Pachyphytum corvus o la variedad Rhipsalis baccifera Oasis, que es colgante, lucirán su esplendor rústico en ese espacio en tu hogar. Lo mejor de todo es que requieren de pocos cuidados.

6. Singonio. Su nombre científico es Syngonium podophyllum, una planta que es muy llamativa cuando se coloca en macetas colgantes. No requiere de mucha luz pero sí cuidarla de las corrientes de aire y de pulverizar sus hojas todos los días, sobre todo riego frecuente en el verano.

7. Begonia. Es una planta de sombra que atrae las miradas por sus colores llamativos y por su sencillo mantenimiento. Las tuberosas son un tubérculo similar a una patata y necesita de temperaturas frescas para florecer.

8. Cuphea hyssopifolia. También conocida como falsa brecina, cufea o trueno de venus, es un pequeño arbusto proveniente de zonas tropicales de América. Aunque no pareciera ideal para una cocina, si deseas tener una planta robusta y con buen follaje y floración en el alféizar de la ventana, esta te conviene.

9. Kalanchoe. También conocida como campana mágica, es originaria de Madagascar y posee unas flores abundantes con aspecto de campana que caen hacia abajo y se caracterizan por su color verde pálido con base violeta. Es ideal para colocarla en zonas de mucha iluminación cerca de ventanas.

10. Diefembaquia compacta. Esta planta de interior atrae por sus grandes hojas cuyos matices incluyen el verde, el crema, el amarillo y el blanco. Le gusta la iluminación y el clima templado, las variedades jaspeadas requieren mayor luz y también riego abundante.