cuidado-plantas-

Cómo cuidar tus plantas en verano

Los días más calurosos no solo se traducen en vacaciones, sino en un florecimiento de muchas plantas que aguardan esta temporada para lucir en todo su esplendor, incluso desde la primavera. Por supuesto, es necesario ayudarles para que esto sea posible al ofrecerles cuidados puntuales a nuestras plantas de jardín y de interiores.

La luz natural. Para comenzar, debes tomar nota de que cada planta es diferente y tiene distintas necesidades. Algunas adoran el sol directo, otras solo algunas horas, en tanto que otras más necesitan de mucha luz indirecta y otras son de semisombra. Ahora bien, incluso aquellas que son de sol directo es importante no las dejes expuestas demasiado tiempo o mostrarán huellas de quemaduras en sus hojas.

Si tienes plantas de interiores, conviene las saques un rato a que les dé un poco de sol, pero sin dejarlas olvidadas o bien que reciban el sol de forma indirecta. El riego. Pero eso no es todo, sino que también es necesario pongas atención en sus requerimientos de riego y de sustrato. Incluso el tamaño de la maceta será un buen indicativo, ya que aquellas de macetas pequeñas requerirán de un riego más frecuente.

Con respecto al riego, los meses más cálidos harán se evapore más rápido el agua, por lo que convendrá riegues muy temprano por la mañana o ya cercana la noche. No olvides dejar un poco de agua en los platos para que puedan tener hidratación extra. Ahora bien, ¿cada cuánto regar? Es preferible realizar un riego profundo de cuando en cuando en lugar de regar poco y seguido.

Pulverizaciones, mantenimiento y complementos. Los meses cálidos pueden traer más polvo y sequedad, así que pulveriza tus plantas y limpia sus hojas utilizando una esponja o trapo húmedo. Retira las hojas secas o dañadas. En el caso de que notes plagas, utiliza los productos correspondientes para eliminarlas, así como también es buen momento de abonar para que tus plantas crezcan hermosas y felices.