Cómo cuidar la poinsettia en Navidad

Cómo cuidar la poinsettia en Navidad

Una de las plantas más conmemorativas de las fiestas decembrinas es la o Euphorbia pulcherrima, mejor conocida como poinsettia. Proveniente del continente americano, se ha convertido en símbolo de estas celebraciones y de ahí se derivan sus otros nombres, como nochebuena, flor de pascua o pascuero. Y aunque comúnmente la conocemos en macetas desde pequeñas para un escritorio hasta grandes de un metro de altura engalanando jardines, espacios públicos y más, en vida silvestre puede alcanzar fácilmente los dos metros o incluso más.

Existe además algo engañoso con la poinsettia, ya que la flor no es exactamente la coloración usualmente roja, sino las pequeñas inflorescencias amarillas y blancas de su centro. Hay también múltiples variedades que se han logrado a lo largo de los años: rojas, rosadas, blancas, jaspeadas, etc., incluso con diferente forma en sus hojas y florescencias, pero básicamente todas requieren de determinados cuidados en común. Conoce aquí brevemente cómo cuidar tu pascua en Navidad.

Cuidados que requiere la poinsettia

Es verdad que esta planta tiene un origen silvestre, pero las variedades actuales en maceta es preferible tenerlas en interiores, protegida de heladas y corrientes de aire. Pero también de fuentes de calor que la afecten. Por otra parte, es común pensar que la poinsettia solo dura en Navidades y que no vale la pena ofrecerle mayores cuidados. No es así, porque puede durar muchísimo más. Para ello toma en cuenta realizar una poda de unos 20 cm y sacarla por ratos al sol en primavera, lo agradecerá.

Los tallos deben tener una altura entre los 5 y 10 cm cuando realices la poda. Es importante que suspendas el riego en lo que salen los brotes nuevos. Si la temperatura todavía es baja, entonces déjala adentro, pero en una habitación luminosa, para evitar se ponga amarillenta y pierda sus hojas. Para regarla, evita inundarla: si abusas notarás que las hojas se ennegrecen y no regarla por encima de las hojas y flores, porque también podría presentar moho. Verifica que el sustrato, la capa superior, esté húmeda.

Otros consejos para cuidar de tu poinsettia

La poinsettia es una planta que si la rozas por descuido, puede perder hojas y florescencia, por lo que debes evitar colocarla en un lugar de mucho tránsito y que antes de la temporada resulte con mucho daño.

Haciendo hincapié en el riego, debe ser poco y frecuente lo ideal para que tu poinsettia se mantenga en buen estado por muchísimo tiempo. Y no olvides podarla en primavera: utiliza unos guantes y tijeras especiales. Finalmente, para asegurar su bienestar, una vez que termine la temporada invernal, incluso una o dos semanas antes, asegúrate de cambiarla de tiesto, procurando colocar piedras al fondo para evitar encharcamientos.