10 tips para cuidar las plantas verdes de tu jardín

No importa qué tan grande o pequeño es tu jardín, si mide solo un par de metros cuadrados o es una jardinera o si es tan grande que casi te pierdes en él. El caso es que todos los jardines merecen mimos y cuidados, y a ello nos referimos a las plantas. Mantener bien cuidadas las plantas no solo te dará orgullo, sino te traerá bienestar. Estos son diez consejos de cómo cuidar las plantas verdes de tu jardín.

1. Revisa tus plantas. El trasplante está bien, pero al mismo tiempo verifica si requieren de un recorte, sobre todo de hojas secas o dañadas. Lo que podas puede ser aprovechable para los esquejes.

2. Plagas en plantas. Al hacer lo anterior puedes mirar de cerca cada planta y observar si hay cochinillas o pulgones. Es necesario eliminarlos porque al chupar la savia, la enferman. Puedes retirar las plagas a mano o utilizar un insecticida especial que no dañe a tu planta.

3. Eliminar parásitos. Aunado a lo anterior, el enemigo puede estar oculto bajo tierra, y lo notarás si notas manchas en las hojas de tus plantas. Un remedio sencillo es clavar cerillas invertidas en la tierra para combatir molestos parásitos.

4. Limpia las hojas. Es verdad que no te pondrás a hacerlo con los árboles del jardín, de tenerlos, pero sí de las plantas verdes. Un pincel es una buena herramienta para hacerlo, pero también puedes usar (sobre todo con las que tienen hojas más grandes o largas) un paño. No laves con agua, porque además del posible daño a las hojas, podrían quedar húmedas y formarse hongos.

5. Semilleros cuidados. Para prosperar, es necesario haya un equilibrio: 50 % de tierra (fina, no granulosa) y 50 % de arena será lo ideal para un buen drenaje. Al cubrir, hazlo con plástico y cristal para evitar se resequen, pero que no sea hermético: así permites respiren y evitas se formen hongos.

6. Decora con esquejes. Muchas plantas son muy nobles, porque al podar y colectar los esquejes, con solo ponerlos en agua echarán raíces. Si los colocas en recipientes de cristal formarán un conjunto bastante decorativo.

7. Abona cuando sea necesario. El abono es importante, pero tampoco debes hacerlo en exceso, además de que hay uno especial para cada planta. Existe en diferentes versiones, como clavos que se hunden en la tierra para una difusión gradual, así como pastillas al lado de las raíces (usa algo punzante para colocarlas). Otro tipo de abonos son líquidos, para usarse con más frecuencia y otro se aplica a las hojas.

8. Abonos económicos y caseros. Siguiendo con el punto anterior, de cuando en cuando puedes emplear el agua de cocción de los vegetales. Otra alternativa es emplear los cascarones de huevo: después de utilizarlos déjalos secar en una caja de cartón o recipiente, luego maceras hasta pulverizar y solo esparces, ¡tus plantas agradecerán esta fuente natural de calcio!

9. Repara los tallos. Si están dañados o trozados, puedes remediarlo aplicando un poco de cera caliente sobre la zona afectada. No solo reparas, sino evitas la pérdida de líquido.

10. Conoce tus plantas. Tanto si tienes diferentes variedades, como si solo tienes dos o tres, es importante conozcas sus necesidades de cantidad de luz, agua, temperatura, sustrato, abono y demás. Así tendrás un jardín hermoso, sano y feliz.

No olvides que dos veces por semana adquirimos más variedades frescas de plantas al por mayor y también podrá adquirir en nuestra tienda online complementos como cajones, cestas, maceteros, sustratos, tutores, etc. Contáctenos mediante nuestra web o síganos en las redes sociales.

Abrir WhatssApp
¿Hablamos?
Equipo Rograplant
Bienvenido a Rograplant ¿te ayudamos?